• Update: Thu, Apr 27, 2000
  •  

    FRATERNIDAD
    DE ANIMACION
    Y FORMACION
    PARA LOS
    PROYECTOS
    MISIONEROS

    Prot. n. 089523

    Roma, 24 de abril de 2000

    Queridos Hermanos todos:

    Con el gozo del tiempo pascual me dirijo de nuevo a todos vosotros para proponeros algunas reflexiones y un proyecto que al Definitorio general han parecido urgentes y útiles para hacer crecer nuestra Fraternidad universal.

    Ir "por el mundo entero" es parte integrante de la vocación evangélica franciscana: somos "llamados" para ser "enviados".

    También hoy, un signo evidente de fidelidad a la llamada que hemos recibido es la disponibilidad para anunciar el Evangelio aún más allá de los confines de nuestro país, de nuestra tierra, de nuestro ambiente cultural. El mundo de hoy nos propone grandes y nuevos desafíos a los cuales debemos responder si queremos ser fieles a nuestra vocación. En esta dirección nuestra Orden ha caminado en los últimos años, con la creación y la realización de proyectos misioneros animados por Fraternidades interculturales e internacionales que están ya presentes en muchos países de Africa, de Asia, in Rusia, Kazakistán ...

    Para continuar el camino realizado hasta hoy y para responder a las exigencias específicas maduradas en base a las experiencias hechas, al Definitorio y a mí nos ha parecido urgente proponer el comienzo de una nueva Fraternidad internacional. Ésta tendrá como sede Bruselas, con la finalidad principal de preparar misioneros para los proyectos ya empezados o para otras nuevas formas de evangelización en todos los continentes.

    Como podréis constatar viendo el proyecto adjunto, se trata de una experiencia-piloto, "ad experimentum", que desearíamos empezar con algunos voluntarios, dejando al Espiritu su desarrollo futuro. Esta Fraternidad, con sus características particulares, podría también ser un estímulo para cada Conferencia, para cada Entidad y para cada Hermano y revisar su propia vocación en una dimensión universal, en vista del "mundo entero".

    El año jubilar que estamos viviendo, al comienzo del nuevo milenio que desearíamos fuera diverso y más creativo, nos parece una ocasión propicia: es un kairós que nos ofrece la misericordia del Señor para dar nuevo vigor a la forma de vida franciscana, reavivar su dimensión misionera y ser fieles a nuestra historia. No podemos dejarnos dominar por el miedo: las estructuras que hay que mantener o el número en disminución no deben condicionar nuestra generosidad misionera.

    El Capítulo general de Asís de 1997 recordaba: «Invitamos a todas las Provincias de la Orden a ser sensibles no sólo a la condivisión de bienes materiales, sino sobre todo al intercambio de personas y de culturas para subrayar la realidad de una Fraternidad universal» (De la memoria a la profecía, 40). Estoy convencido que Francisco mismo nos pide hoy mayor audacia y decisión para reemprender juntos el camino por los senderos del mundo, con libertad y fantasía.

    Un corazón nuevo, don del Espíritu, orientará hacia nuevas formas de evangelización, creando nuevas estructuras más de acuerdo a un diálogo con los hombres y las mujeres de hoy. Muchos hermanos, jóvenes y menos jóvenes, esperan hoy signos concretos para nutrir sus "sueños evangélicos" y vivir con entusiasmo y novedad de espíritu su vocación.

    Fraternalmente


    Fr. Giacomo Bini, OFM
    Ministro general


    Propuesta de una Fraternidad
    de Animación y formación
    de Frailes para los proyectos misioneros
    de la Ordén
    en todos los Continentes

    «... Pues para esto (el Señor) os ha enviado al mundo entero, para que de palabra y de obra, deis testimonio de su voz y hagáis saber a todos que no hay otro Omnipotente sino Él» COrd 9

    Objetivos generales

    1. Reavivar la dimensión misionera de nuestra vocación franciscana.
    2. Cuidar la formación misionera de los Hermanos que se sienten llamados a ir a la misión y de aquellos que ya se encuentran allí.
    3. Sostener los proyectos internacionales misioneros de la Orden en todos los continentes, favoreciendo la interculturalidad y nuevas "presencias" en el mundo.
    4. Ayudar en el discernimiento de los candidatos para los proyectos misioneros.
    5. Ofrecer la posibilidad de un período sabático para los Hermanos que ya están comprometidos en los proyectos misioneros de la Orden.
    6. Orientar e impulsar a una verdadera inculturación en los lugares donde los voluntarios van a vivir y trabajar.

    Lugar y composición de la Fraternidad permanente

    1. Lugar: Bruselas (Bélgica)
    2. Composición: 3 ó 4 Hermanos de profesión solemne, de preferencia con una significativa experiencia misionera y formativa.

    Características y compromisos de la Fraternidad permanente
    Se requiere que sea una Fraternidad

    1. Comprometida en dar testimonio de los valores en la vida diaria;
    2. Internacional (intercultural)
    3. Bilingüe: francés e inglés;
    4. Inserta en la Iglesia local;
    5. Capaz de vivir el "espíritu" de los proyectos misioneros en modo simple y acogedor.

    Preparación de los misioneros
    El período de preparación tiene una duración "ordinaria" de seis meses y prevé los siguientes elementos:

      1. Discernimiento y acompañamiento acerca de:
      • las exigencias concretas que surgen del vivir en una Fraternidad misionera internacional e intercultural;
      • la profundización de las relaciones interpersonales (la Fraternidad nunca podrá ser demasiado numerosa);
      • la disponibilidad a dar prioridad al proyecto de la Fraternidad más que a los proyectos personales;
      • la capacidad de superar "formas" y "tradiciones" de la propia cultura, para descubrir y vivir lo esencial del carisma franciscano encarnado en una cultura diversa.

      Este discernimiento y acompañamiento exigen:

      • el esclarecimiento vocacional franciscano a la luz del espíritu misionero de la Orden, considerando las motivaciones y la disponibilidad en el tiempo;
      • la apertura para privilegiar la vida y el testimonio de la Fraternidad como primera y más importante forma de misión;
      • la sensibilidad hacia los nuevos desafíos de la misión para descubrir el rostro del "leproso" de hoy (por ejemplo: refugiados, tóxicodependientes, enfermos de SIDA, huérfanos, viudas, prisioneros ...)
    2. Formación
      Está articulada en:
      • formación de base, común para todos los voluntarios;
      • formación específica, según el proyecto misionero escogido;
      • períodos "sabáticos": tiempos de "renovación" para los Hermanos ya comprometidos en proyectos misioneros.

    Estado jurídico

    1. La Fraternidad permanente dependerá jurídicamente del Ministro general, si bien cada Hermano permanecerá incardinado a su Provincia de origen.
    2. El envío de los Hermanos para los diversos proyectos será coordinada por el Ministro general con la SGEM, teniendo en cuenta el deseo expresado por el voluntario y según las necesidades de los varios proyectos de la Orden.

    Condiciones de participación para los voluntarios

    1. Profesión solemne.
    2. Petición explícita de parte del Hermano.
    3. Juicio positivo de idoneidad de parte del Ministro provincial, según la Regla, y su obediencia.
    4. Conocimiento suficiente del francés o del inglés, que puede ser adquirido también en el lugar antes de insertarse de tiempo completo en el programa.
    5. Posibilidad de terminar, excepcionalmente, los estudios teológicos fuera de su propia Provincia.



    © Macmade on Thu, Apr 27, 2000 at 12:17:09 by John Abela ofm (Communications Office - Rome)
    HTML 3.0 compatible Java enabled browser required - Best viewed with Netscape at 640x480x67Hz
    Maintained by John Abela ofm and Gianfranco Pinto Ostuni ofm