• Updated: Tuesday, March 7, 2000

  • Carta de Fr. Hilario Massinga, Custodio de Mozambique

    Maputo, 7 de marzo de 2000

    ¡Paz y Bien!

    Ante todo quisiera agradecerles sus esfuerzos por responder positivamente a nuestra desesperación y a nuestro temor. Hace ya cuatro semanas que el sufrimiento atenaza al pueblo de Mozambique y que nos atenaza a nosotros, los frailes. Los hermanos menores trabajamos en cinco de las once diócesis de Mozambique. La catástrofe ha azotado a todas las diócesis donde trabajamos, sobre todo a las de Xai-Xai y Chimolo (Manica).

    En Xai-Xai hemos tenido que abandonar la casa, completamente sumergida en el agua. Hasta ahora nadie ha podido regresar a sus casas, salvo los chacales, que han saqueado lo que perdonó el agua. No obstante, los frailes están bien y esperamos que sean bastante fuertes para ayudar a los necesitados.

    Manica ha sido azotada por el huracán «Eline»; muchas casas y escuelas, construidas con materiales pobres, han quedado completamente arrasadas, sin posibilidad alguna de reconstrucción; lo único que podrá hacerse es volver a construir todo desde cero.

    Inhambane ha sufrido sobre todo los efectos indirectos de la inundación. La diócesis ha quedado aislada del resto de la nación, y los franciscanos, carentes de reservas de alimentos, han pasado mucha hambre durante las dos últimas semanas.

    Estamos preparándonos para afrontar la situación como podamos. Queremos ayudar a la gente y superar las dificultades lo más rápidamente posible.

    ¡Gracias de nuevo!

    Vuestro hermano Hilario




    © Macmade on Tue, Mar 7, 2000 at 16:15:54 by John Abela ofm (Communications Office - Rome)
    HTML 3.0 compatible Java enabled browser required - Best viewed with Netscape at 640x480x67Hz
    Maintained by John Abela ofm and Gianfranco Pinto Ostuni ofm